En esta piel insomne en la que habito


 

Instantes como agujeros negros.

Tiempo inhábil para los idiotas.

Es el  dormir  desconectar del todo y ser parte de la propia

Nada.

Yerta, sobre el lecho de adormideras en un féretro de brazos,

espero que me lleve el sueño a fornicar con los hijos de Hipnos.

No sé a donde fui a parar del todo

[pero estas paradas no supieron

encontrarme]   y me dormí al fin, en torno a un  laberinto de luciérnagas.

Bosteza la noche y su lengua envenena mis oídos,

en esta piel insomne en la que habito.

 

 

by-nc-nd.eu_petitReconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (by-nc-nd): No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.