MAR II


bufadero

Tú, mar cercano que me enseñas;

olas y espumas purificadoras

en el fondo de mis penas concentradas;

mar indómito , seguro e imprevisible

que te levantas bravío sobre los muelles

o yaces manso al lado de la orilla.

Si emerges

en mi esencia, te ofrezco el verso puro, palabras

de suaves caracolas,

batir de ofrendas a Neptuno;

y en la íntima aventura de nadar contracorriente,

eres tempestad y abrigo, cofre de pecios y navíos,

sonidos que me anclan;

necesidad para llevar mis horas.