Montmartre


El vaho transita a través de las vetustas y empinadas callejuelas. 

Diciembre amanece recorriendo las esquinas, universos de escaleras para

la epidermis, explosión de los sentidos…el invierno se presenta

imprevisible como los nuevos  amantes en la noche.

Lates en cada centímetro del corazón sagrado, ciento

noventa y siete escalinatas te atraviesan  y  bombean,  sístole, para cada

paso  sin aliento, diástole que recorre exhausta, el lugar en donde yacen

los ausentes.

Óleo, funicular de acentos y de razas, indómita urbe donde el corazón

no sale ileso. 

195px-Sacre_Coeur_1