Yo era apenas entonces un palmo de esperanza…

Imagen


clic en Fotopoema para ver imagen en grande.

FOTOPOEMA

Buscando en la memoria

he encontrado unas manos.

He dejado que me sigan a lugares inhóspitos.

  A todas partes vienen como si fueran mías

Y en las encrucijadas y caminos me acompañan siempre,

sorteando cristales,

terquedades de rostros diluidos.

  Yo era entonces, apenas un palmo de esperanza

                                                          sostenido en sus manos que apartaban titanes, naufragios de cometas, madrugadas inciertas

y a deshoras…

Sólo espero no haberla defraudado.  

E. Suárez

 

Yo era entonces apenas un palmo de esperanza

 

Dedicado a María por su maternidad y a Oscar por esa tierna y serena sonrisa…y a mi madre por apartar naufragios de cometas, madrugadas inciertas y a deshoras… y a todas esas madres que en el mundo han sido…

 

QUEVEDO 2.0


Y con perdón del ilustre Quevedo…fue irremediable…

250px-quevedo

QUEVEDO 2.0

Cerrar podrán mi cuenta, ¡no me

jodan! Y me quedaré sin Tendrind

en el Topic,

y podrá wasapear esta alma mía

horas sin final echando ojeras.

 

Mas no me desconecten, que la era

digital me engulle todo el día,

chatear con cualquier quiske, no se rían

y perder al Candy Crush por ser flojeras.

 

Alma a quien todo un Tweet ha descosido

Pin de Pinterest,  amor tan deseado,

Pokemons que han gloriosamente urdido,

una trampa mortal con Mega-Anpharos;

 

se irán deprisa , más tendrán sentido.

Followers serán, mas followers cabreados.

 

 

Cerrar podrán mi cuenta,

¡No me jodan¡

Lope 2.0


Me voy a permitir este sacrilegio, porque de otra manera no puede calificarse tamaña osadía…ahí les dejo, con perdón de Don Lope de Vega y descendencia…

lope

LOPE 2.0

Bloquear, dar un guiño, clicar enter,
receptivo, mordaz, pasante, espeso,
husmear en el Facebook y en el twitter

caballero Star Trek, en línea y eso…

no hallar en el whasap centro y respiro
mostrarse icono rayo, estúpido, supino
emperretado, ofendido, darse el piro,
super guay, empanao, molón y esquivo…

 
virar la jeta al claro contratiempo,
beber un Gin Tónic  para hacerse el suave
descargar el Iphone 7 a destiempo

creer que un polvo siempre está la clave,
dar la vida y el alma en un e_darling
eso es subidón, quien lo probó, lo sabe. 

MS

Para que nada nos amarre


 

Resultado de imagen de olvido

 

 

Hoy me hablan tus silencios

 y  te  atan  a mi alma 

sólo a través de los sueños.

 

Confieso que te añoro 

a solas,  

desde la ausencia con la que te siento.

 

Hay días donde mi patria  empieza

en el recuerdo de tu risa y de tus rizos…

y otros, donde termina inexorablemente,  

 

tras una copa de olvido.

 

Para que nada nos ate,

como si fuera tan fácil.

 

A lo lejos, el viento…

dando esquinazo a las temidas flechas de cupido.

 

 

 

 

Nácares azucarados


Pareja de manzanas Autor: JA Padrales.

Tu boca besos,

dentelladas,

sabor a licor

y a yerbabuena,

colección de nácares

azucarados.

Tu boca risa,

desafuero,

declaración de intenciones

indecentes;

tu boca miel

de caramelo…

Esa boca, remolino

de osadías,

invitación de gourmet,

selecta, esquiva.

Ardiente tu boca.

Tu boca de manzana.

Te quiero así, sin estrategias


 

Te quiero así, sin estrategias,

sin plan predefinido

sin respuestas.

Te quiero siempre así,

con transparencia,

sin compromisos previos

y en tu esencia.

 

 

Te quiero como al mar

de mis mañanas,

como al rayo de sol

que me despierta.

 

Y cómo no quererte

si somos piel con piel,

la quintaesencia

que está a solo un segundo

de la inmortalidad,

el sitio en que  descanso,

más allá del perímetro del cuadro

tras el lienzo

donde el silencio pinta caracolas

sin creer en nada que no fueras.

 

Te quiero siempre así, sin estrategias,

pues contigo encontrándote, me encuentro,

marcador de estas páginas abiertas

sin más expectativas ni otras metas.

 

 

En la tierra del los mil atardeceres

te quiero yo,

sin brújula, sin norte, ni hora cierta,

 

 

sin ni siquiera pronunciar tu nombre.

 

 

 

 

 

 

 

Como piedras verdes


Caminaba por la orilla del muelle.

Se llamaba Antoine, Antoine Demoatielle, era pintor, acuarelista, y tenía setenta y cuatro años aunque aparentaba mucho menos edad. La mujer que está a su lado es Edith, su esposa. Todavía no ha cumplido los treinta y cuatro. Van de  la mano. Las de él son grandes y fuertes, sensibles. Las de ella, diminutas, finas y cuidadas, como de porcelana. Cuando ambos han salido de la casa, a pocos metros de la playa, los vecinos más madrugadores les  han seguido con la mirada; el cielo ha comenzado a clarear.

Siempre es él quien la despierta para dar el paseo matutino y nadar un poco. Luego ella se sitúa en la orilla para hacer el saludo al sol y su rutina de yoga. Él la mira sentado desde una roca, siempre la misma, absorto y perplejo por la belleza de su silueta, concentrado en los reflejos del sol que proyectan su hermosa figura sobre la cálida arena volcánica. En los días de lluvia salen igualmente, sólo que parapetados en sendos chubasqueros. La hija de Demoatielle, que se llama Marta, a veces les acompaña. Es un año mayor que Edith.

Edith está embarazada, pero aún no lo sabe.

La playa se dibuja extensa a través de  una costra arenosa, parece pintada. Al fondo, el muelle y las casitas marineras, y más lejos aún, algunos edificios modernos, unos cuantos restaurantes y otras tantas cafeterías.

Antoine Demoatielle se arremangó el pantalón de lino blanco hasta las rodillas y miró el reloj. Está preocupado porque tiene que ir a recoger una analítica. Un simple chequeo, a priori, sin la menor transcendencia. Edith nota su preocupación, pero se mantiene en silencio. Cómo seré cuando llegue a su edad, piensa mientras sigue con los ejercicios de meditación. Los pensamientos vuelan pero ella trata de arrastrarlos de regreso,  volverlos a su sitio en un intento vano de domesticar lo imposible;sentado en la roca, Demoatielle la observa dibujándola con sus ojos…

Endechas de mar


 

Aclaración de la autora: las Endechas son composiciones poéticas de los siglos XV y XVI en las que un autor anónimo expresa un sentimiento de pesar. Las más célebres son las Endechas a la muerte de Guillén Peraza (1447), que constituyen por el momento las muestras literarias más antiguas de las Islas Canarias.

A finales del siglo XVI el ingeniero italiano Leonardo Torriani escribió una obra titulada Descripción de las Islas Canarias. En ella se refirió a ciertos cantos lamentosos o endechas que al parecer pervivían en las islas como herencia de la cultura aborigen.

También, en tiempos bíblicos se componían y entonaban lamentaciones o endechas en recuerdo de amigos difuntos (2Sa 1:17-27), naciones devastadas (Am 5:1, 2) y ciudades que habían sido reducidas a ruinas. (Eze 27:2, 32-36.) El libro de Lamentaciones es un ejemplo inspirado de este tipo de composición melancólica. Consta de cinco poemas líricos (en cinco capítulos) en los que se lamenta la destrucción de Jerusalén a manos de Babilonia en 607 a. E.C.
Al titular esta composición en prosa poética, Endechas de mar, me he permitido una licencia poco ortodoxa, siendo evidente que no tiene la estructura de las endechas canarias, en su término estricto.

 

I

HE CAMINADO descalza en esta orilla tuya que palpita bajo los pies de barro, dejando entrar el mar entre la espalda y la pared de tus ausencias; he caminado tu nombre entre mareas de arena, y ahora no podría imaginarte fuera del horizonte de mis sombras; entre líneas te convoco, azul de galeones desatados, tul de pecios y navíos, cuna de Erbania y Tyterogata, alfombra de Esero y Benahoare; desde Achineche, Canaria y Gomera, pétreas, contra el basalto de tu espuma, rebozando dulces de arrorró para hacer dormitar a los volcanes.

A VECES sólo el mar me acompaña.

El OLOR a mar lo impregna todo.

ME TRANSPIRA con su nombre en las horas insomnes donde sueño unos cuantos versos de salitre.

ALGUNA VEZ, Neptuno, volveré a por tí para atarte del tridente…

II

EL MAR de mi adolescencia fue a ratos tormentoso. Me dejó hace ya unos cientos de años pero conservo de él, el acné disparatado y su vehemencia. Bajo ese mar fluye aún una espuma arrolladora que dispara sueños…

HE CONTEMPLADO atardeceres de otros mares, mares bravíos, en calma, ensombrecidos, alegres, misteriosos; pero ninguno, como el mar de mi memoria… allá donde el Atlántico se pierde.

III

EN GUAYEDRA no hay más que una ladera de montañas y riscos escarpados que corren hasta la ribera del mar osco.

MAR DE GUAYEDRA, de las entrañas de la Tierra, al cielo, camino de Tatirma por piedros y arrifes…

AZUL GUAYEDRA cabellera de montañas. Mi espíritu pasea por la primera piedra regia cuando eras un recuerdo de amor en las entrañas de mi madre. Inhóspito e indómito; asiento, otrora, de un Guanarteme destronado.

Ensayo: la inclusión de personas con déficits auditivos


5200227808_a6be1a1747_n

Retrato Interior. Juan Lamas

Igualdad para vivir,

diversidad para convivir”

(Ibáñez, 2001)

Este ensayo trata de ordenar algunas reflexiones acerca de la inclusión de las personas con deficiencias auditivas. En las siguientes líneas se propone abordar someramente aspectos como la importancia de la integración social de las personas con sordera, las repercusiones en el desarrollo emocional debido, entre otras causas, a la tardía o imprecisa adquisición del lenguaje, la importancia de una correcta valoración médica que evite minusvalías posteriores, el tratamiento interdisciplinar precoz, el papel de la intervención, las diferentes metodologías u opciones que influirán definitivamente en el desarrollo cognitivo-lingüístico, asimismo, el papel crucial que están desempeñando las nuevas tecnologías en el apoyo de la calidad de vida de las personas con deficiencias auditivas.

Todos estos aspectos, sin embargo, carecerían de sentido si nos quedáramos en una mera descripción de argumentaciones e informaciones avaladas suficientemente por la comunidad científica y por la extensa y variada bibliografía al respecto; como psicopedagogos/as, nuestro papel es analizar de qué forma desde la inclusión, y desde nuestro quehacer diario, pues no se entendería de otra manera, estas reflexiones puedan aportan soluciones para, como afirmaba Barton (1998), “no integrar a los demás en el juego tal como es, sino en crear un nuevo juego con ellos”, es decir, abordar la inclusión de estas personas para lograr la igualdad social, política y económica y el respeto por su diversidad personal y cultural.

Parece fundamental que modifiquemos el modo de conceptualizar las diferencias individuales, o lo que es lo mismo, la representación mental que tenemos de la diversidad. Garrido (2001), explica perfectamente el proceso de inclusión desde la biodiversidad ya que sostiene que “la vida es multiforme, ofrece variedades ilimitadas sin que por eso puedan ser consideradas deficiencias”. Con gran clarividencia el profesor Garrido nos invita a hablar no de “discapacidad” sino de “psicodiversidad”, y, en coherencia propone sustituir el término “minusvalía” por el de “sociodiversidad”

La visión de Garrido es sumamente reveladora e ilustrativa, y no parece una cuestión menor, pues permite adentrarnos en los verdaderos problemas que subyacen para la inclusión efectiva de las personas con sordera.

Contrariamente, se debe de huir del paternalismo y del victimismo y, ofrecer verdaderos canales de socialización, partiendo de un enfoque ideológico inclusivo, contemplar la diversidad como una normalidad, ése es el reto; ahí está la utopía. Algunos pragmáticos dirán que la utopía está muy bien, pero que las realidades son las se muestran efectivas, dirán además, que con utopías no se llega a ninguna parte…

Craso error, la utopía nos ha permitido llegar hasta aquí, que no es poco.

Nos ha permitido comprender y llegar a conclusiones que, con el tiempo, se han materializado en investigaciones, creación de normativas, adquisición de derechos, oportunidades educativas más inclusivas etc.

Como decía el escritor y periodista Eduardo Galeano:

Ella está en el horizonte.

Me acerco dos pasos,

ella se aleja dos pasos más.

Camino diez pasos

y el horizonte se corre

diez pasos más allá.

Por mucho que yo camine

nunca la voy a alcanzar.

¿Para qué sirve la utopía?

Sirve para eso:

para caminar.

Trabajar para la inclusión, desde la diversidad, es un camino a recorrer y debemos de estar convencidos de ello.

Una de las formas para encontrar soluciones es abordar los procesos de exclusión que se viven en la escuela a diario: compañeros excluidos porque tienen una imagen diferente a la de los demás, por tener habilidades menos desarrolladas, por la procedencia social, por cuestiones religiosas, por sacar notas altas.

Situaciones vividas no sólo por los alumnos con discapacidad. Se constata que, cualquier estudiante, en cualquier momento, puede estar vivenciando un proceso excluyente hacia su persona.Numerosos estudios avalan lo expuesto: Navarro (2002), Marchena (2002).

Importantes son también las vías de adecuación que mejorarían estas actitudes, como el programa de Salend y Knops (1984), basado en los ejemplos hipotéticos, que tratarían de ir más allá de un cambio o modificación de actitudes. Este tipo de programas tratan de buscar respuestas adecuadas hacia las personas con discapacidad, no desde la lástima, sino a través de situaciones concretas con las que se encuentran estas personas en la vida cotidiana. Los alumnos generarían el debate e intentarían desarrollar soluciones posibles a los problemas planteados, problemas y situaciones reales que invitarían a reflexionar y a analizar.

Respecto de la inclusión laboral, el tema se vuelve muy espinoso para las personas con sordera que, además, cuentan con titulación superior. Como sabemos, el trabajo es un recurso básico para la integración laboral, elemento esencial para garantizar la igualdad de oportunidades y afianzar la participación como ciudadanos en diferentes aspectos de la vida y del desarrollo personal. No es sólo un derecho básico recogido en las leyes, sino un elemento fundamental para el equilibrio personal y para el bienestar. El trabajo, permite que se logre la independencia, que se acceda a las relaciones sociales a través de la ocupación profesional, permite participar en la colectividad, definir el rol en el grupo de iguales… Las personas sordas parecen que están limitadas en este derecho, la sociedad los aísla aún más.

Con la industrialización se afianzó la especialización del trabajador y se vetó a las personas discapacitadas. Nos encontramos con un panorama muy difícil, sobre todo en época de crisis, como la actual, donde el trabajo escasea para los individuos denominados erróneamente “normales” .

Se reconocen dos enfoques para la integración laboral, una parte del modelo focalizado en el sujeto y otra, del modelo focalizado en el contexto o también llamado modelo ecológico. Las limitaciones que sufre el colectivo, hemos de convenir, que son mayormente de índole social, por tanto, las políticas encaminadas a aminorar estos desajustes, deben incidir en la modificación de los contextos, pues será la más acertada.

Los empresarios tienen grandes reticencias y reservas; las experiencias laborales exitosas son casi pioneras en nuestro país. En Canarias, la labor de la Fundación Canaria para el Sordo (FUNCASOR) es importantísima, ya que ofrece un área social, una de formación y otra de empleo con la colaboración del Servicio Canario de Empleo; en este sentido, cabe mencionar y dar visibilidad a la formación enmarcada dentro de un programa experimental en materia de empleo “Training-dos”, cofinanciado por el Servicio Canario de Empleo, proyecto que comenzó en diciembre de 2015 , dando cabida a una formación conducente a la obtención del certificado de profesionalidad de Nivel 1 en “Operaciones de grabación y tratamiento de datos y documentos -ADGGO508; por otro lado, no se puede dejar de mencionar la labor impagable de la fundación ONCE y la del Fondo Social Europeo, entre otras.

La preparación individual no es menos importante, pero lo es más, una modificación urgente del contexto laboral y social…la utopía con la que comenzábamos este ensayo, y que Galeano tan bien expresa.

Las repercusiones de la sordera están ampliamente estudiadas, tanto en sus aspectos emocionales, como en los procesos de socialización, también en el desarrollo cognitivo. Respecto de este último punto, no se sabe aún cómo la persona sorda se representa el mundo, como construye su pensamiento desde la ausencia de sonidos. Para ello, conviene tener en consideración las clasificaciones de las deficiencias auditivas: desde su grado de intensidad, (diferentes grados de hipoacusias), lugar de la lesión, grado de intensidad, así como, momento de la adquisición. Son los llamados criterios o categorías de las deficiencias auditivas. La etiología tiene también su relevancia, considerándose que las deficiencias postnatales tienen un pronóstico mucho más alentador.

En psicopedagogía la faceta que más nos interesa es la de la valoración, la formación logopédica es, obviamente, una piedra angular para esta evaluación. Hay que mencionar como referencia el test GAEL-P, por ser el que se adecua para la población de sordos españoles. En cuanto a la intervención, tenemos un amplio espectro según sea el objetivo que se persigamos: curativo, funcional, corrector o rehabilitador.

Interesa destacar que actualmente hay disponibles grandes avances tecnológicos para la intervención logopédica (desde audífonos, amplificadores, programas…) y, que la premisa fundamental, es que la educación auditiva debe comenzar tan pronto como sea posible; lo mismo ocurre con la intervención temprana; evidentemente, porque el lenguaje es un factor determinante en el desarrollo del niño.

Dentro de metodologías y recursos resulta fundamental destacar el uso de las TIC, ayudas técnicas, tanto en el hogar como en la escuela, ayudas para la comunicación etc. Y cómo no, el uso de la lengua de signos que la propia FASICAN (Federación de Asociaciones de Personas Sordas de las islas Canarias), ofrece en sus talleres anuales.

En conclusión, la cultura de la norma fomenta en nuestro entorno la homogeneidad, pero la homogeneidad trae como consecuencia que la diferencia se perciba como anomalía, y por tanto, no deseable.

No hace muchos años a las personas con retraso mental se las confinaba en casa, eran una vergüenza para sus familiares, estaban condenadas de por vida a sufrir desprecio, y les era negada la más elemental educación. Por suerte, muchas cosas han cambiado, en las formas y en el fondo. La investigación avanza y cada vez es más frecuente encontrarnos con estas personas en los ámbitos laborales; se han ido dando pequeños e importantes pasos para que ésto sea posible.

La creación, en Canarias, de centros preferentes en los años noventa fue una gran apuesta por la integración y la formación de los niños con discapacidad auditiva, porque no hay que olvidar que hasta mediados de los años ochenta la alternativa de escolarización para las familias pasaba prácticamente por los centros de Cáritas. Actualmente, en algunos grandes centros comerciales podemos ser atendidos por personas sordas, y aunque nos llame la atención, vamos caminando aunque percibamos, erróneamente, que el horizonte está aún muy lejos.

Lo importante es saber que está a la vista, éso es lo realmente importante.

Suárez Santana, E

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

MARCHENA GÓMEZ, R. (2003): “Diversidad en el grupo de iguales”. Las Palmas de Gran Canaria: Vicerrectorado de Desarrollo Institucional y Nuevas Tecnologías de la ULPGC.

GARRIDO, J. (2002): “Educación especial”. Vicerrectorado de Desarrollo Institucional y Nuevas Tecnologías de la ULPGC.

JIMÉNEZ DÍAZ, G. (2004) “Intervención psicopedagógica en los trastornos del desarrollo” Las Palmas de Gran Canaria: Vicerrectorado de Desarrollo Institucional y Nuevas Tecnologías de la ULPGC.

WWW.funcasor.org/ “Fundación canaria para el sordo”. (Última versión consultada 15/05/2016)

WWW.fasican.org/ “Federación de asociaciones de personas sordas de las islas canarias”. (Última versión consultada 15/05/2016)

SunShineFly


Sunshine, one last flying

Sunsky room in the air

Sunshine name 

aeroplane…

 

Safe in its clouds, goes again

See you when I get there

Sunshinefly BleriotPlane

 

 

 

 

sunshine fly by mery suárez

“SunShineFly”   Photo by Mery Suárez. Las Palmas de Gran Canaria.

 

Rotonda del Rincón,  Las Palmas de Gran Canaria. El último vuelo del aeroplano Bleriot XI

Primero en volar en Canarias el 30 de abril de 1913, pilotado por Léonce Garnier.

Hoy he visto un pájaro dentro de un ataúd verde


En un ataúd verde, un pájaro muerto.

 

He podido contemplar el mundo dentro de su jaula herrumbrosa.

 

Ha sido esta tarde al tirar la basura.

Dentro del contenedor, allí estaba.

 

Cerré con rapidez mientras un dolor inexplicable

me atravesaba el costado.

 

Ya nadie llora por casi nada y los pájaros se han vuelto una molestia.

Ya no hay candidatos a llorar por los pájaros.

 

Así que fingí que una pelusilla de hierba me entraba en el ojo.

Y discretamente, no fuera a parecer tonta, me tragué las lágrimas

acallando las alas de un grito entrecortado.

 

Pero volví.

 

Volví para asegurarme.

 

Abrí el ataúd y me detuve .

¡ Aún sin vida era tan bello!

Era bello, prisionero en su jaula destartalada.

Era bello aún,  en el contenedor que contenía la jaula.

 

Y pensé en los árboles privados de sus notas  y en los ataudes verdes que anidan

sombras.

 

Y pensé en sus cantos y en sus trinos,

en sus dulces compases mañaneros…

 

Si alguien pudiera explicarme.

Para poder entenderlo…

 

Atardecía y me quedé sin alas;

rodeada de mugre y desperdicios: una balda, media lámpara, varias bolsas de basura.

Si alguien pudiera explicármelo.

 

 

IMG_4857

Cartas al silencio


 

De un tiempo a esta parte encuentro un gran placer experimentando  la sensación de libertad que me produce estar en mi propia compañía.

Poder permanecer a solas contemplando el mar, acomodarme en un rincón de casa para leer, salir a dar un largo paseo percatándome de los diversos sonidos que rodean el paisaje: los pájaros, las ramas de los árboles mecidas por el viento, el bullicio de los niños en el parque.

¿Tal vez sea esto la madurez?

Disfrutar de una  extraña clase de intimidad que me hace valorar el silencio, el escucharme  a mi misma, ejercitar, de algún modo, la contemplación sin más sentido que el del disfrute de estar en consonancia con mi propio ritmo interior.

En cierto modo, es una forma de respetarme, y por qué no decirlo, de cuidarme de cierta locura colectiva , sobre todo, porque  el  postureo  se ha adueñado de la mayoría de las  relaciones interpersonales. 

Pocas cosas quedan ya auténticas. 

La obsolescencia programada se ha instalado en las relaciones entre las personas.

Mientras más años cumplo, más me percato de la importancia de estas reflexiones: sobre cómo nos comprometemos con ese descubrimiento interior sin el contaminante ruido de afuera, sin sucumbir a lo políticamente correcto; sobre cómo construir y proyectar felicidad y bienestar  desde dentro de nosotros mismos…ya lo decía  el principito de Exupery, “Los hombres del planeta cultivan cinco mil rosas en un mismo jardín… sin embargo no encuentran lo que buscan.”

En cualquier tesitura, las respuestas  están siempre dentro de nosotros mismos, las conocemos, de algún modo remoto, las conocemos con certeza… pero la inercia, los deberías, el qué dirán … frenan nuestra capacidad de maniobra, hace que nos conformemos , que no arriesguemos. Sin embargo, hemos de ser conscientes de que  toda  no elección, implica también decisión.

En mi trayectoria vital, he tenido dos momentos realmente duros, de difícil elección. Siempre aposté por arriesgar, y siempre gané… no hice caso a recomendaciones bienintencionadas de amigos y allegados, ni de quienes más me querían: mis padres.

Contra todo pronóstico, al final ganaron  las sabias decisiones de  mi yo interior.

No me fallaron.

Y es  jamás me hubiera perdonado no haber hecho caso a esa voz que salía desde el lugar más profundo de mi corazón, indicándome que éso, y sólo éso,  era exactamente lo que tenía que hacer. 

MS

 

 

temisas_milky_way

 

 

Cell Phone Novel


Una Cell phone novel , o Novela de teléfono celular pretende ser  una obra literaria  escrita en un teléfono celular , a través de mensaje de texto.

Este tipo de literatura se originó en Japón, donde se ha convertido en un popular género literario, por increíble que parezca.  Sin embargo, su popularidad se ha extendido a otros países a nivel internacional, sobre todo a China , Alemania y Sudáfrica.

Los capítulos suelen consistir en unas 70 a 100 palabras cada uno, debido a limitaciones de caracteres en los móviles.

Las cell phone novels comenzaron principalmente leídas y escritas por mujeres jóvenes sobre el tema como ficción o romance. Sin embargo, las novelas están ganando popularidad en todo el mundo sobre temas más amplios. En vez de aparecer en forma impresa, se suele enviar directamente al lector a través de mensajes de texto, capítulo por capítulo.

Las identidades de los autores de novelas japonesas de telefonía móvil son raramente revelados ya que suelen usar seudónimos.

Las novelas de teléfonos celulares se descargan en plazos cortos y se ejecutan en teléfonos móviles en aplicaciones Java.

Las novelas de teléfonos celulares suelen aparecer en tres formatos diferentes: WMLD, Java y TXT.

Maho i-Land es el mayor sitio de cell phone novels y  lleva más de un millón de títulos, principalmente disponibles de forma gratuita. Maho i-land proporciona plantillas para blogs y páginas web. Es visitado 3500 millones de veces por mes.

En 2007, 98 novelas de teléfonos celulares fueron publicados en papel. “Love Sky” o “Koizora” es una novela muy popular con aproximadamente 12 millones de visitas en línea, escrito por “Mika “, no sólo se publicó en papel sino que también se convirtió en un  manga y en una película live action. 

Cinco de las diez mejores novelas más vendidas en Japón en 2007 fueron originalmente cell phone novels.

¿Increíble, no?

Captura

Vean, al respecto, el artículo de El País:  y el libro se hizo móvil…

Retazos de familia


En la vida he visto llorar a nadie como al tío Antonio cuando perdió a su hija. Recuerdo que viajábamos hacia el hospital por la autovía, mi padre al volante y yo detrás. Era apenas una cría de doce años. Sí, lo recuerdo bien porque a la altura de un paraje, al que los lugareños llamaban La Laja , el tío Antonio le pidió a mi padre que se detuviese un momento porque necesitaba coger aire.

Desde el coche se divisaba, abajo, la hermosa playa de arena negra, y al frente, el océano.

El tío Antonio se apeó del coche y despaciosamente comenzó a caminar hacia los acantilados; era un día grisáceo, plúmbeo…la vista era espectacular, tanto, que me hacía sentir infinitamente diminuta. Permanecí ensimismada mirando hacia el horizonte en la parte trasera de viejo Sinca. 

Desde la explanada, a ambos laterales, colgaban los imponentes riscos; y vi el agua azulada deslizándose por encima de las piedras planas, enormes y azabaches, entre espumas que rompían en pequeñas olas bañadas por los escasos rayos solares que se dejaban ver tras las nubes…ensimismada, mirando hacia el horizonte.

Mi padre permaneció de pie, apoyado en el capó.

Mientras seguía con la mirada al tío Antonio, sacó un coronas negro y lo encendió pausadamente  dando un par de caladas, al tiempo que se sumía en un mar de pensamientos inescrutables.

No muy lejos, se divisaba el vetusto caserío marinero y el paseo con su baranda herrumbrosa y desconchada, pidiendo a gritos una mano de pintura.

El salitre lo comía todo.

Las casitas, blancas y azules, se adentraban en el mar y el olor a sebadal impregnaba la brisa.

El tío Antonio se arrodilló en una de las explanadas y quedó inmóvil mirando hacia algún punto del océano.

En ese momento me pregunté si mi padre y yo no abrigábamos, en nuestros corazones, el sentimiento intacto de la impotencia, ese que te hace alcanzar, de forma súbita, la comprensión absoluta de nuestra fragilidad.

Comenzó a caer una lluvia finísima, con la ventana bajada asomé la cabeza mientras chispaba; entonces divisé nítidamente su semblante.    

El tío Antonio lloró el cielo. Lloró,lloró y lloró como en la vida he visto llorar a nadie.

Y aquellas lágrimas empaparon las rocas basálticas mientras la espuma, inmaculada, las arrastraba mar adentro.

                                                                       

El tío Francisco Juan de Tenerife era señalero. Venía cada verano a pasar unos días con la familia. Hasta bien entrada la adolescencia, jamás pude imaginar a qué, exactamente, se dedicaba el tío Juan de Tenerife. Decía que aparcaba aviones, pero entonces, me sonaba a chiste… imaginaba a los pilotos, tipos atléticos, altos, rubios y varoniles, bajándose de la estrecha escalinata, dirigiéndose , llave en mano, al tío Juan de Tenerife … no, no me pegaba porque el tío Juan de Tenerife era más bien un señor bajito, orondo y calvo con pinta de fontanero pluriempleado.

El tío Juan de Tenerife animaba las tardes de aquellos veranos contando al detalle cada una de las características de los aviones que en su vida había visto. Hablaba del Boeing 747 como si hablara del mismísimo Apolo 11. Del DC 10, sin embargo, contaba  rayos y centellas después de que, al parecer, uno de ellos perdiera un motor tras despegar del aeropuerto internacional de O´ Hare, a las afueras de Chicago.

Calculo que de esta época datan mis recelos  a la hora de  volar, y es que el tío Juan de Tenerife no escatimaba detalles al recrear todos y cada uno de los accidentes de la aviación civil. Era algo que le apasionaba  sobremanera.

El verano del 77 el tío Juan de Tenerife ya no vino a visitarnos.

No lo volví a ver.

Dicen que estuvo recogiendo restos de cuerpos calcinados, a pie de pista, en el accidente más trágico de la historia de la aviación.

Según relataron por teléfono a la familia, un año después del accidente, era incapaz de comer carne y terminó por hacerse vegetariano. Cuentan que  al entrar en una carnicería le sobrecogía una amarga sensación de repugnancia, y que el miedo a volar ya  no le abandonaría nunca.

El tío Juan de Tenerife murió a los 80 años en su San Cristóbal de la Laguna, con el olor de la carne humana carbonizada, dentro de sus entrañas…

                                                                           

El tío abuelo, Diego Déniz, partió del muelle de La Luz de Gran Canaria hacia la isla de Cuba, allá por 1919, cuando apenas contaba con diecisiete años. Relataba mi abuela que esto aconteció durante el mes de agosto; ella era una niña, así que se lo debieron contar más tarde.

Dicen que el tío abuelo Diego, embarcó en un vapor de la naviera Pinillos que llevaba por nombre Valbanera. Tras partir del muelle de La Luz, recogió pasajeros en Tenerife y La Palma, encaminándose hacia la isla antillana con unos 1142 pasajeros, una gran parte, hacinados a bordo.

El correo llegó a Santiago de Cuba un día 5 de septiembre y allí, junto al tío abuelo Diego, desembarcaron 742 pasajeros más.

El tío abuelo Diego fundó una gran familia en Cienfuegos y no conforme, casose en segundas nupcias con una voluptuosa y rubia antillana que le brindó aún más descendencia.

En el verano de 1994 recibimos una noticia inesperada. Un individuo, que decía ser pariente de mi abuela, había llegado como balsero a las costas de Miami, y desde allí,  hasta el aeropuerto de Gran Canaria.

Después de varias gestiones, la abuela conoció al sobrino antillano y al poco tiempo murió tranquilamente, en su cama, diría que casi en paz, salvo con la gran pena de no haber podido volver a ver a su querido hermanito.

Con esta pena, en memoria de  la abuela, la familia se unió para procurarle al nuevo pariente de todo lo necesario, al menos, de lo suficiente como para recomenzar un proyecto de vida sin tantas penurias.  Sobre todo, después de las calamidades que el primo sufrió para alcanzar su sueño. 

Al primo Carlos, el cubano rubio de ojos verdes, le fue acondicionado un coqueto ático en la planta alta de la vivienda familiar;  amueblado con cama, sofá, nevera, cocina y lavadora, televisión y plancha… todo un lujazo para quien como él, había vivido con las estrecheces del trasnochado régimen castrista. Y viéndose de esta guisa, hizo propia la frase   “pa´trás ni pa´tomar impulso, brother”   

El primo Carlos, el cubano, entretenía nuestras tardes de domingo contando todo tipo de peripecias sobre su azaroza vida en Cienfuegos y en La Habana; también nos contó que había servido en la antigua Yugoslavia, pero esa, es una historia que dejaremos para otro día.

De este modo transcurrían los meses en el coqueto ático familiar… hasta que un buen día, mejor dicho, una buena mañana, fue descubierto ebrio, bajando la escalera en paños menores, abrazado a dos  tremendas fulanas de cuerpos esculturales y acento extranjero. 

Ipso facto, al primo se le acabó la dolce vita  y fue puesto de patitas en la calle sin la más mínima contemplación. Se le terminaron de golpe y porrazo los viajes pagados a Tenerife como instructor de béisbol, otro chollito que se había agenciado aquí en la isla. 

El tío abuelo, Diego Déniz, no sabemos qué clase de hombre era, sólo que nos dejó en herencia a su vástago, un cubano rubio de ojos verdes que hubiera pasado por finlandés y que por un tiempito, más bien largo, nos tomó por primos, primos, primos…

                                                                         …

Continuará.

pescadores

Foto de Manuel Almeida. Grupo de pescadores, al amanecer, en el muelle del barrio marinero de San Cristóbal – Las Palmas de Gran Canaria-

En sentido contrario


Como la mano que mece el cabello

en la trémula piel que ahora se ausenta.

Como los pies en la orilla de una playa

existen brazos que abrazan y besan,

agazapados entre sombras de velos

y de almendras,

decorando partidas y llegadas

como los adioses tras esos navíos

en el viejo muelle, contra los vientos

de sombrío soplo…

La muerte, en la guerra, es también cuestión

de formas.

Y hay brazos que cercenan besos y manos que

condenan vidas.

Hoy toca llorar y despedirse.

En Bruselas, a 22 de marzo, en brazos de cobardes.

14587432153537

Las estrellas doradas, que nos unen


La sangre, en este tiempo infame,

ha desbocado en una orgía de cuerpos esparcidos
¿Dónde están los que nos malgobiernan,

                                                                         recreándose

en su terrorismo financiero ?

Nada les pertenece en esta Europa sometida
ante aquello que nos han arrebatado. Guerras
de ayer, la memoria se revuelve
sobre bélicas entrañas de esperanzas
y ya nada me asombra y todo me conmueve
ese gesto de lavar los pies a doce refugiados-
desasosegándome…

Oh Judas,
de lo que has consentido
guarda memoria
que nada te salvará, salvo el himno de alegría.

Que las estrellas son en el cielo los símbolos,

doradas, que nos unen.

image_content_25648044_20160324161058

Ser hija, ser madre… 8 de marzo día Internacional de la Mujer


 

Mujeres

Ser hija, ser madre…

Comienzan las contracciones…son las siete de la tarde.

Me la trajeron envuelta, oliendo a colonia de nenes y de repente caminaba. Cuando quise ir a darle las buenas noches estaba a punto de hacer la primera comunión. Luego, como si nada, la encontré con un noviete y después otro y otro; un día me trajo el carnet de conducir en la mano, y a poco, ya estaba orlada, con su carrera, y yo sin haber salido de las contracciones… aún soltando el  aire.

Me resulta curioso el paso del tiempo, apenas le leía cuentos y me encuentro ahora escuchándola recitar  leyes y artículos. Yo  le ponía música clásica cuando aún éramos una; le leía a Lorca y a Machado…ahora, ella me  lee  “Cometas en el Cielo” y me toca el violín…

Hay días  en la que la  miro de reojo, orgullosa,  y pienso en la partitura que aún nos queda.

No, no ha sido un camino fácil, ha tenido sus escollos, momentos realmente duros, íntimos y delicados.

Nadie me dijo lo difícil que podía llega a ser, pero ha merecido la pena encontrarme y encontrarla.

No hay recetas.

La paciencia no debe faltar, además de una buena dosis de templanza y sobre todo, mucha fe en ellos y en nosotros como padres. Sabiduría,  para  poner límites;  serenidad, para discernir hasta dónde podemos exigirles para sacar todas sus potencialidades… y confianza, mucha confianza  para dejarlos volar sin que se nos encoja el alma a cada paso que dan.

El primer día de guardería, la  primera vez que van solos al súper, al quedarse en casa… y esos días que  lloran  porque alguien les rompe el corazón;  el primer viaje de fin de curso, su primera vuelta en coche, el primer día de trabajo… y tú ahí, a la sombra, fingiendo no enterarte.

Sí, es curioso; cuando miro atrás me acuerdo perfectamente  de cómo le contaba cuentos para ir a dormir_  pero la venganza siempre llega, y más pronto que tarde,  ella  me contaba cuentos para no venir a dormir_ y me veo de repente, en medio, entre mis padres y  mis hijos, en la zona cero.

Demasiado mayor para ir a pedirle a mi madre que me acurruque,  a mi padre que me suba en sus rodillas y me acaricie el pelo como antaño… huérfana  de padres y de hijos, porque estos últimos ya no vienen a pedirte que les mimes, que les subas en tus rodillas y cojas su mano, como entonces.

Sí, digo bien: en la zona cero; esa tierra de nadie donde añoras a la niña que fuiste, y no sabes bien qué fue más fácil, si ser  hija o ser  madre.

Comienzan las contracciones…son las siete de la tarde.

Me la trajeron envuelta, oliendo a colonia de nenes y de repente todo fue paz: los pájaros, la lluvia, el silencio…

MERY SUÁREZ 207

Poema a un amor prohibido


 

“Donde reina el amor, sobran las leyes” (Platón)

  “El corazón tiene razones que la razón ignora” (Pascal)

 

Tú tienes la llave que encarcela

el paisaje que rodea mi cintura,

y el abrazo tierno que aventura

esas tórridas noches a tu vera.

 

El corazón me palpita y acelera

ante la química de esta  locura.

Corre la sangre entre la espesura

de  pensamientos alados y azucenas.

 

Entre mordidas y besos, voy herida,

bajo  el  sueño creciente que te piensa

mientras dejo caer la llave, enmudecida.

 

Y en el férreo páramo de la  prudencia

afloran dos corazones  encendidos:

algo que parece amor, según la ciencia.

 

 

Anna-Dart_web1

 

 

 

Era el cielo, que se iba…


Quisiera  dar las gracias a la REVISTA ALMIAR (Margen Cero). Han considerado para su publicación este relato  titulado “Era el cielo, que se iba…”

Revista bimestral – III Época

Nº 83 / noviembre-diciembre 2015

ISSN: 1696-4807

Revista Almiar. Revista bimestral digital. Revista cultural, multidisciplinar dirigida a los lectores de habla hispana.  La temática de las obras que publican es totalmente abierta y, aunque cuidan mucho la calidad, están abiertos a trabajos de autores noveles. Durante los últimos años también han convocado certámenes de relato y fotografía. Además, también tienen un foro sobre temas culturales.

cielo-iba-portada-218x218

A small cup of coffee, By Julius Schorzman (Own work)
[CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/
 http://www.margencero.com/almiar/

 

 

Hoy vino mi padre a ver pasar la mañana, a conversar un rato; a conversar sobre asuntos nimios, del azul de cielo, del olor del café recién tostado, del mal tiempo que se ha posado sobre esta Semana Santa…pero el hombre se ha puesto trascendente y me he quedado con el corazón a la intemperie, entre un blanquizal de dudas.

A priori, se presentaba una mañana de sábado como otra cualquiera: arreglar las cosas de la casa, releer a Gelman, recoger la caca del perro, pasear por la playa contando las olas… pero ha venido mi padre con toda su trascendencia a cuestas, y el día se ha virado como la neblina que transita entre las empinadas calles de Montmartre, durante esas largas tardes otoñales.

Cuando salió por la puerta, luego de hora y pico de conversación intercalada con algún que otro café, tuve ganas de trepanar la Tierra.

La trascendencia tiene consecuencias difíciles de imaginar, asociada a lo eterno, a lo esencial, implica reconocer nuestra poquedad, y eso resulta aterrador cuando se va engendrando años, engendrando años como si fueran embarazos no deseados.

Adoro a mi padre, me atormenta verle llagado de trascendencia.

Contemplar cómo envejecen los padres, reparar en cómo se extinguen, poco a poco, sin poder hacer nada por estancar el tiempo, por atemperar la angustia vital que les aguarda; hay que hacer como que miramos para otro lado, fingir que no nos damos cuenta, celebrar sus cumpleaños y soplar las velas con ímpetu, con mucho ímpetu, como para borrar las huellas cada vez más certeras de quien viene a arrebatárnoslos.

De repente, con seis años me encontré detrás del asiento trasero del viejo Austin color burdeos.

 

Llovía, mi padre silbaba al volante parsimoniosamente, olía a tierra mojada. Fue sólo un instante, el suficiente hasta que se anegó el cristal delantero y desapareció el camino, el camino de vuelta a casa…

Confesó, como si hablara consigo mismo, que hubo días en los que no pasaba por la puerta de la casa por no detenerse a escuchar la sempiterna matraquilla de su madre, la misma ringlera de recomendaciones: «abrígate, que te vas a poner malo y aféitate esa barba que pareces un hippy».

En sus ojos, mientras hablaba, contemplé un bosque donde los árboles jóvenes se iban arrastrando; horadaban la tierra con sus raíces hasta arrancarse de cuajo, se mudaban a cualquier otra parte donde brotar libres… lejos, muy lejos. Y en tanto que removía la cucharilla alrededor de la taza de café, me expresó su deseo de ser incinerado.

No supe qué ni cómo contestarle, me levanté a dejar las tazas.

—Cuando me hayan puesto el pijama de palo… podrías aderezar tu café matinal con una espléndida cucharadita de mis cenizas… —ironizó sonriéndome—. Después de todo, el buen café es como la vida misma: aromática, afrutada, ácida, con sabor a tierra y extrañamente dulce… por momentos —le oí decir mientras trasponía hacia la calle.

Según cerró la puerta, me dieron unas inmensas ganas de volver al viejo Austin color burdeos, pero me llegó el tintineo de la lluvia y el leve susurrar de las hojas del limonero. El olor de azahar penetraba en toda la estancia y finísimas gotitas nacaradas se colaban mojando el parqué, me daba pereza levantarme a cerrar el ventanal.

Entorné los ojos; desde la lucerna, un trozo de cielo azul se iba abriendo paso a regañadientes.

Y tres días después, con la mano temblorosa tomé una cucharilla y removí el café recién molido; allí en el patio, a la fresca, deleitándome con el suave aroma acaricié las nubes que marchaban.

Y me pareció que era el cielo, que se iba.

 

 

Mar nuestro de cada día


Mar Nuestro de Cada Día,

arrójanos  a la cara otra vergüenza,

un titular para llenar el Twitter 

de memeses.

 

¡Qué será de tu nombre, 

y de ese cuerpo sin patria

ni bandera!

 

Expuestos en la orilla,

máscaras de rostros que un día fueron

un autismo profundo de titanes

en medio del silencio.

EL MAR NUESTRO

 

by-nc-nd.eu_petit

90 años de adolescencia


 

B

Me comunican desde la REVISTA ARIADNA RC que publicarán este poema en su próxima edición.

[ISSN 1695-3975]
Miembro fundador de la Asociación de Revistas Digitales de España (A.R.D.E.) 

ENLACE DE LA PUBLICACIÓN

Desde aquí, mi profundo agradecimiento.

CapturaARIADNA

 

90 años de adolescencia 

 

Como las copas de los árboles,

huesuda y mágica;

invadiendo el aliento del trueno.

 

Abuela, como cada tarde,

al pie de la pila y del culantrillo…

 

Ojos de  caracolas y susurros enmudecidos que acariciaban por dentro

con una boca ávida de besos para morder tormentas.

 

Vencedora, te retiras al ocaso.

Enraizada en el catre, cubierta de hojas y  de musgos,

con la luna hurgando en esa  infancia fatigosa…en tu cuaderno de palotes

donde descubrías significados que otros decidieron cercenarte.

 

El reloj mide las horas y el tiempo enmudece sabedor de la alquimia de tus palabras.

 

Abuela sabia, con tu pañuelo a la cabeza entre cenizas de delantal

y aromas de café esparcido por el viejo zaguán adoquinado de bostezos.

 

Tú, entre ánimas, santiguando versos perdidos

y tus noventa años de adolescencia arrolladora.

 

 

by-nc-nd.eu_petit

 

Captura

 

 

ariadna rc es un trabajo dirigido y realizado por Antonio Polo González y Pedro Díaz Del Castillo, con la colaboración desinteresada de otras muchas personas destacando por su trabajo constante a nuestro amigo Álvaro Muñoz Robledano y como no, a Jesús Urceloy, Rafael Pérez Castells, David Torres, Antonio Rómar y Juan Manuel Navas junto a quienes caminamos desde hace mucho tiempo.

[ISSN 1695-3975]
Miembro fundador de la Asociación de Revistas Digitales de España (A.R.D.E.) 

© ariadna rc.com. En la red desde 1997   

 

21 de MARZO, la poesía


«Cada poema, aunque único, refleja lo universal de la experiencia humana, el anhelo de creatividad que trasciende todos los límites y las fronteras, tanto del tiempo como del espacio, en la afirmación constante de que la humanidad forma una única y sola familia»

Mensaje de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO,
con motivo del Día Mundial de la Poesía

descarga (1)

La poesía es una manifestación de la diversidad en el diálogo, de la libre circulación de las ideas por medio de la palabra, de la creatividad y de la innovación. La poesía contribuye a la diversidad creativa al cuestionar de manera siempre renovada la forma en que usamos las palabras y las cosas, y nuestros modos de percibir e interpretar la realidad. Merced a sus asociaciones y metáforas y a su gramática singular, el lenguaje poético constituye, pues, otra faceta posible del diálogo entre las culturas.

Cada año, el 21 de marzo, la UNESCO celebra el Día Mundial de la Poesía y nos invita a reflexionar sobre el poder del lenguaje poético y el florecimiento de las capacidades creadoras de cada persona. De acuerdo con la decisión de la UNESCO, el principal objetivo de esta acción es apoyar la diversidad lingüística a través de la expresión poética y dar la oportunidad a las lenguas amenazadas de ser un vehículo de comunicación artística en sus comunidades respectivas.

Por otra parte, este Día tiene como propósito promover la enseñanza de la poesía; fomentar la tradición oral de los recitales de poéticos; apoyar a las pequeñas editoriales; crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión que permite a las comunidades transmitir sus valores y fueros más internos y reafirmarse en su identidad; y restablecer el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas, como el teatro, la danza, la música y la pintura.

La decisión de proclamar el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía fue aprobada por la UNESCO durante su 30º periodo de sesiones, que se celebró en París en 1999.

La UNESCO anima a los Estados Miembros a tomar parte activa en la celebración del Día Mundial de la Poesía, tanto a nivel local como nacional, con la participación de las ONG y de las instituciones públicas y privadas: autoridades locales, escuelas, asociaciones poéticas y culturales, museos, editoriales, etc.

Enlaces relacionados

UNESCO

Antecedentes

En el mundo contemporáneo hay necesidades insatisfechas en el terreno de la estética que puede atender la poesia en la medida en que se reconozca su papel social de comunicacion intersubjetiva y siga siendo instrumento de despertar y de expresion de toma de conciencia.

Existe desde hace veinte años un verdadero movimiento en pro de la poesía, habiéndose multiplicado las actividades poéticas en los distintos Estados Miembros , aumentado con ello el número de poetas.

Se trata de una necesidad social que impulsa en particular a los jóvenes a volver a las fuentes constituyendo para ellos un medio de, interiorizacion, consiguendo que el mundo exterior los atraiga irresistiblemente hacia unconocimiento mas profundo.

Además, el poeta, en su condición de persona, asume nuevas funciones, ya que, los recitales poéticos,con la lectura de poemas por los propios poetas son cada vez mas apreciados por pùblico.

Este impulso social hacia el reconocimiento de los valores ancestrales es asimismo una vuelta a la tradición oral y la aceptación del habla como elemento socializador y estructurador de la persona.

Existe todavía una tendencia en los medios de comunicación social y el público en general a negarse a no valorar el papel del poeta. Sería ùtil actuar para librarse de esta imagen trasnochada, y conseguir que a la poesía se le reconozca el «derecho de ciudadanía» en la sociedad.

Durante su 30° reunión, en París en octubre-noviembre de 1999, la Conferencia general de la UNESCO decidió de proclamar el 21 de marzo, como Día mundial de la poesía.

 FUENT E:  http://www.un.org/es/events/poetryday/

Y ya fue siempre, aún siendo todavía…


Agradecer la publicación de este poema en

http://www.lapoesiaalcanza.com.ar/espacio-abierto/16-poemas-recibidos/1947-emerita-suarez-santana-de-espana

La Poesía Alcanza para Todos

http://www.lapoesiaalcanza.com.ar/

 

 

Alado punto de llegada o de partida,

nada importó pues triangulamos las palabras

en la cuadratura del olvido impávido.

Un instante bastó, equidistante y húmedo,

apenas un instante donde a ciegas nos buscamos:

era noche verso, y beso era

mientras se diseminaban delirantes

amaneceres enlazados

acallando el éxtasis de nuestras bocas…

Y ya fue siempre, aún siendo todavía.

images (5)

Quisiera dar las gracias a Anna Dart por permitirme usar sus acuarelas para ilustrar mis creaciones literarias.
Es un verdadero lujo pues soy gran admiradora de su obra; Sus personajes,reales e imaginarios, emanan  un halo de misterio, poseen en sus trazos, elegancia intemporal,fuerza y atracción desmedida.
Sigo su trayectoria y creaciones en  las redes sociales.
Si desean conocer  a la autora pueden visitar los enlaces adjuntos.
Anna Dart, ilustradora y acuarelista Barcelonesa.
Anna Dart is a painter and fashion illustrator currently based out of Barcelona, Spain.
You can find her collections in  https://www.facebook.com/annadartpaintings
Visit her Website linking here https://annadart.wordpress.com/

8 de Marzo “Behind every woman, there had to be others great women”


images maría zambrano

Invisibles exilios.

¡Pensar que aún hay mujeres que nunca leerán un libro!

No, no es verdad que detrás de un gran hombre haya una gran mujer. Detrás de un gran hombre hay una larga historia de de mujeres ninguneadas que pudieron acompañarle pero que no lo hicieron…

Ha llegado el tiempo del empoderamiento, el momento de dar un gran salto sin miedo, romper estereotipos, moldes  y encorsetamientos; defender con valentía  la igualdad y el respeto por nuestro género.

“Behind every woman, there had to be others great women”  

Y sin embargo, se columpiaba.


2. 1. Con este elefante republicano el Rey no se atreve...[1]

Publicado en el libro solidario “Bocados Sabrosos” de la  ACEN (Asociación Cultural de Escritores Noveles) de Castellón.

Copia-de-libro-bocados-sabrosos-135x212

MICRORRELATO

 

Y sin embargo, se columpiaba…

 

Aquel paquidermo terminó sus días abatido.

La historia lo recordará como lo que fue: un elefante auténticamente republicano, de una extinta raza…

                                 cazadora de reyes.

Ausencias que llenan los olvidos


Hay ausencias que llenan los olvidos
y que viven en el retiro de la amnesia,
blanquizal de palabras y raíces.
images (4)
 
 Acaso a veces pienso
que mi raíz pertenece a las perseidas
en estas tórridas noches de verano
donde huidizo me esperas, tramando besos que me domestiquen.
 Y acaso a veces pienso
como un mantra que repito a ciegas
que no hay cadenas para atar un corazón quebrado,
     de olvidos 
                                         que una vez fueron silencio.
 

 

images (1)