Hay que enronquecer gritando


En estos tiempos convulsos y desangelados
tiempos de no andar esquivos ni neutrales
hay que proclamar la parcialidad
y meter la cobardía bajo las alcantarillas
Hay que echar escombros y sepultar rencillas
para salir a restaurar conciencias

Delante de las tumbas
de las tapias y puertas
de los amasadores de fortunas
y estadistas reputados, hay que desasosegar.

Hay que ensordecerse ante las voces que apremian
los ajustes
Enronquecer gritando
hasta recuperar el pan robado.
Enronquecer y romper la barrera del silencio
para que nuestros hijos, y los hijos de los nuestros

se puedan levantar esperanzados.